El otoño llegó, y con el los tonos ocres, rojos, verdes o marrones en nuestro cotidiano. No dudamos de la belleza que aportan, pero para muchos la astenia otoñal es un hecho que pasa factura. Los cambios de horario, la disminución de la luz, las bajadas de temperatura, el incremento del stress causado por la vuelta a la rutina, sin duda son un golpe fuerte para el biorritmo y el ciclo del sueño, el cual se ve alterado incidiendo en altos cambios de humor.

Si te sientes identificado con esta descripción, y te sientes más cansado de lo habitual, poco concentrado o apático, desde Estética África te ayudamos sobre las medidas a tomar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *