¿Te ayudamos? (+34) 947 261 092

La última innovación en tecnología láser

Esenciales: Anti-acné Pure

Nuestro tratamiento purificante para las pieles grasas y acneicas consiguen poco a poco una reeducación de la glándula sebácea y un equilibrio de la piel.

Se consigue gracias a una desincrustación que limpia intensamente a nivel superficial y profundo respetando la sensibilidad que aparece en estas pieles.

Desde la primera sesión notarás la piel más fresca, limpia y el poro más cerrado.

Consigue 3 acciones en un solo tratamiento:

✔ Limpieza profunda de la piel.

✔ Regula la secreción sebácea.

✔ Gran poder antiséptico.

Desde nuestra experiencia sabemos cómo se debe tratar una piel grasa o acneica para que los efectos sean notables y duraderos.

Se necesita tiempo y varias sesiones para conseguir su reeducación y para ello hemos creado los programas faciales África, con una combinación única y específica de sesiones y producto de cuidado en casa personalizados a tus necesidades.

A través de nuestro diagnóstico gratuito podemos asesorarte mucho mejor una vez que conozcamos tu piel.

¿Te interesa? Reserva cita y hazte el diagnóstico.

Te explicamos y recomendamos el mejor tratamiento para ti.

El diagnóstico facial es fundamental para conocer tus necesidades de belleza facial y así diseñar juntas el tratamiento en cabina o de cuidado cosmético.

¿Por qué hacerte un buen diagnóstico de la piel?

Porque necesito saber tu objetivo, tu tipo de piel, tu estilo de vida y tus necesidades .

Para poder diseñar un tratamiento lo más personalizado posible.

¿En qué consiste el diagnóstico?

Es un análisis profesional o examen de la piel, realizado a partir de tecnología y aparatología de última generación, con el que exploramos la dermis y la epidermis, desde la superficie hasta las capas más profundas.

También gracias al examen visual y táctil podemos definir mejor el objetivo.

¿Qué aspectos de la piel analizamos con un analizador facial?
  • Hidratación: observamos el grado de hidratación de la epidermis.
  • Manchas y discromías: Medimos el nivel de melanina para conocer la pigmentación desde el interior.
  • Poros: analizamos el estado de los poros durante el diagnóstico de piel.
  • Arrugas: evaluamos el grado de envejecimiento y nivel de profundidad de las arrugas.
  • Nivel de grasa o sebo: determinamos la cantidad de grasa superficial de la piel, basándonos en el tamaño de las glándulas sebáceas y el nivel de adiposidad de cada una.
  • Impurezas: realizamos un escaneo en distintas áreas de la piel del rostro para detectar impurezas, tanto las internas que aún no son visibles, como las que ya se han manifestado.