¿Te ayudamos? (+34) 947 261 092

La última innovación en tecnología láser

Esenciales: Higiene Détox

Una piel que presenta síntomas de sequedad, falta de luz, poro dilatado es claramente el resultado de una piel asfixiada debido a una acumulación de toxinas que ahoga a las células.

Nuestra Higiene Detox es un programa de descontaminación con una poderosa combinación de algas marinas destinadas a depurar nuestro órgano cutáneo y con una técnica de ultrasonidos.

Este es un sistema de higiene y renovación cutánea en profundidad que actúa mediante una vibración suave que disuelve la grasa y las toxinas que taponan los poros. 

La limpieza adquiere una nueva dimensión eliminando impurezas, facilitando el correcto funcionamiento de la piel y la respiración celular.
El resultado, una piel luminosa y sana mediante un  tratamiento con una duración de 75 minutos.

Beneficios

  • NPiel más fina y luminosa.
  • NLimpieza de impurezas y puntos negros.
  • NPoros más cerrados y mayor hidratación.
  • NOxigenación celular.

¿Para quién?

  • R Es imprescindible para todo tipo de pieles como mantenimiento de una piel sana, sin granos y puntos negros a la vez que previene el envejecimiento prematuro.
  • RIndicado realizar mínimo 2-3 veces al año.
  • REs esencial continuar con el programa desintoxicante de cuidado en casa.

¿Te interesa? Reserva cita y hazte el diagnóstico.

Te explicamos y recomendamos el mejor tratamiento para ti.

El diagnóstico facial es fundamental para conocer tus necesidades de belleza facial y así diseñar juntas el tratamiento en cabina o de cuidado cosmético.

¿Por qué hacerte un buen diagnóstico de la piel?

Porque necesito saber tu objetivo, tu tipo de piel, tu estilo de vida y tus necesidades .

Para poder diseñar un tratamiento lo más personalizado posible.

¿En qué consiste el diagnóstico?

Es un análisis profesional o examen de la piel, realizado a partir de tecnología y aparatología de última generación, con el que exploramos la dermis y la epidermis, desde la superficie hasta las capas más profundas.

También gracias al examen visual y táctil podemos definir mejor el objetivo.

¿Qué aspectos de la piel analizamos con un analizador facial?
  • Hidratación: observamos el grado de hidratación de la epidermis.
  • Manchas y discromías: Medimos el nivel de melanina para conocer la pigmentación desde el interior.
  • Poros: analizamos el estado de los poros durante el diagnóstico de piel.
  • Arrugas: evaluamos el grado de envejecimiento y nivel de profundidad de las arrugas.
  • Nivel de grasa o sebo: determinamos la cantidad de grasa superficial de la piel, basándonos en el tamaño de las glándulas sebáceas y el nivel de adiposidad de cada una.
  • Impurezas: realizamos un escaneo en distintas áreas de la piel del rostro para detectar impurezas, tanto las internas que aún no son visibles, como las que ya se han manifestado.