¿Te ayudamos? (+34) 947 261 092

Premium: Dermapeeling  

Este tratamiento realizamos un peeling químico y un aporte de nutrientes en función de las necesidades de la piel. 

Siempre tras un estudio previo de nuestro equipo de diagnostico.

Es un tratamiento  estético que consiste en eliminar las células dañadas y envejecidas del rostro y estimular un recambio celular, logrando una piel nueva y rejuvenecida. 

Con este tratamiento podrás conseguir una  piel más bonita, radiante y de aspecto juvenil al eliminar capas externas de la dermis.

Los peelings químicos son una excelente solución para una variedad de problemas de la dermis, desde arrugas hasta acné e hiperpigmentación. Por eso, si estás buscando la manera de obtener una piel más brillante, joven y sin manchas, el tratamiento podría ser la respuesta.

Beneficios

  • NAyudar a reducir las líneas de expresión alrededor de la boca y alrededor de los ojos.
  • NMejora el daño producido por la exposición prolongada al sol
  • NEl envejecimiento.
  • NRenueva la piel.
  • NMejora la hidratación.
  • NEl acné y sus pequeñas cicatrices
  • NTambién a reducir las manchas de la edad.

¿Te interesa? Reserva cita y hazte el diagnóstico.

Te explicamos y recomendamos el mejor tratamiento para ti.

El diagnóstico facial es fundamental para conocer tus necesidades de belleza facial y así diseñar juntas el tratamiento en cabina o de cuidado cosmético.

¿Por qué hacerte un buen diagnóstico de la piel?

Porque necesito saber tu objetivo, tu tipo de piel, tu estilo de vida y tus necesidades .

Para poder diseñar un tratamiento lo más personalizado posible.

¿En qué consiste el diagnóstico?

Es un análisis profesional o examen de la piel, realizado a partir de tecnología y aparatología de última generación, con el que exploramos la dermis y la epidermis, desde la superficie hasta las capas más profundas.

También gracias al examen visual y táctil podemos definir mejor el objetivo.

¿Qué aspectos de la piel analizamos con un analizador facial?
  • Hidratación: observamos el grado de hidratación de la epidermis.
  • Manchas y discromías: Medimos el nivel de melanina para conocer la pigmentación desde el interior.
  • Poros: analizamos el estado de los poros durante el diagnóstico de piel.
  • Arrugas: evaluamos el grado de envejecimiento y nivel de profundidad de las arrugas.
  • Nivel de grasa o sebo: determinamos la cantidad de grasa superficial de la piel, basándonos en el tamaño de las glándulas sebáceas y el nivel de adiposidad de cada una.
  • Impurezas: realizamos un escaneo en distintas áreas de la piel del rostro para detectar impurezas, tanto las internas que aún no son visibles, como las que ya se han manifestado.