Concentrado rejuvenecedor 21 días Cyclo System – Institut Esthederm

119,00

Este concentrado, una verdadera cura redinamizante de textura cremosa y delicada, ayuda a recuperar rápidamente la tonicidad, la definición y la densidad de la piel.

Dosificador 30ml

Descripción

Descripción:

El nuevo Concentrado de juventud 21 días, de Institut Esthederm, combina las tecnologías antienvejecimiento más avanzadas para ayudar a las pieles maduras a recuperar el funcionamiento de una piel joven.
Mitiga los desequilibrios cutáneos relacionados con las carencias hormonales de la menopausia; refuerza, redensifica y dinamiza la dermis para devolverle su firmeza y elasticidad. Compensa la sequedad cutánea, alisa y calma la epidermis.
Este concentrado, una verdadera cura redinamizante de textura cremosa y delicada, ayuda a recuperar rápidamente la tonicidad, la definición y la densidad.
Textura en suero suave y cremoso.

Acción:

21 días es el tiempo que tardan en renovarse las células cutáneas de las pieles jóvenes.
Gracias a su concentración excepcional en activos, este tratamiento de cura aporta vigor, densidad, materia y luminosidad a las pieles más debilitadas.
El uso combinado del Concentrado y de la Crema de juventud Cyclo System durante 21 días brinda a la piel una nueva juventud.

¿Para quien?

Antes y después de la menopausia: arrugas profundas, pérdida de densidad, de elasticidad y de firmeza.
Falta de elasticidad y de luminosidad.

Consejos de utilización:

Se utiliza en una cura de 21 días combinado con la Crema de juventud Cyclo System.
Repetir cuatro veces al año en los cambios de estación.
Cura de 21 días
Mañana: aplicar el Concentrado 21 días.
Noche: aplicar la Crema de juventud Cyclo System
Fuera de las curas, aplicar la Crema de juventud para rostro Cyclo System mañana y noche, para mantener y optimizar los resultados.

Resultados:

En 21 días, la piel recupera el funcionamiento de una piel joven.
Se reafirma, redensifica, alisa e hidrata idealmente.
El contorno del rostro se remodela, las arrugas se atenúan.
Progresivamente, la piel recupera la luminosidad de su juventud.